El destino del destino porvenir

Soy un siete sin remedio. Un siete con cuerpo y mente de mujer sentada a una mesa que lleva el número cuarenta y tres.

Anuncios